Joyas para ir al trabajo

Ya pasamos mucho tiempo en casa, sumergidos en trabajos remotos, organizando una oficina en nuestro hogar. Sí, no vamos a mentir, trabajar desde la casa tiene sus ventajas, pero a veces nos hace falta salir e ir a la oficina para socializar o simplemente para salir y tomar un poco de aire fresco.

 Ahora que hemos estado regresando a la oficina, aprovechamos para deshacernos algunos días de la ropa informal y los moños desordenados por atuendos casuales y atuendos poderosos. Si bien las joyas son extremadamente versátiles, es sumamente importante usar joyas apropiadas y que se vean bien para el tipo de trabajo que tenemos. Joyas que se adapten más a tu trabajo si aplicas la regla de tres joyas o colores neutrales.

 En Nicola Joyería, nos encanta ayudarte y que nos veas como una guía para que encuentres maneras versátiles y perfectas en las mejores opciones de uso de joyería o en este caso en las opciones de joyas para ir al trabajo.

Consejos para elegir tus joyas para ir al trabajo

Empecemos por lo positivo. Usar joyas para ir al trabajo te ayuda a diferenciarte de los demás, ya que demuestra que te tomas tu trabajo en serio y lo consideras una ocasión formal. También es una forma de mostrar tu personalidad. El atuendo de oficina puede ser homogéneo, pero agregar joyas a tu outfit es una forma adecuada de personalizar tu apariencia y mostrar tu individualidad.

Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a asegurarse de que sus joyas sean ideales para hacerte sentir cómoda y empoderada a la hora de enfrentar alguna reunión importante o la presentación de un proyecto grande. 

1. Usa una Pieza Llamativa

Cuando se trata de llevar joyas para ir al trabajo: menos, es siempre más. Hay circunstancias en las que puede usar varias piezas, pero primero hablemos de cómo llevar una de la mejor manera.

Si eres de esas personas que siempre tiene dificultades para combinar su ropa con accesorios, elegir una joya siempre es la mejor opción. No lucirás mal vestida si eliges una impresionante pieza que todos seguramente verán y les gustará. Y en el lado positivo, no tendrás que preocuparte de que tus joyas no combinen o de que tu apariencia distraiga demasiado.

Utilizar una única pieza de joyería demuestra que eres uno persona que sabe cómo usar todos sus accesorios, que eres selectiva, que tienes personalidad y que eres conservadora cuando se trata de la oficina.

2. La Regla de Tres

La regla de tres surge mcho cuando se trata de cuando tienes muchas joyas para ir al trabajo, como capas de collares, montones de anillos y cuántas joyas usar para trabajar. Trata de ser estricta con una misma y apegarte a tres piezas para no exagerar o llamar mucho la atención con tu estilo. Por ejemplo: un par de aretes, un collar y un anillo.

3. Si existe duda, aretes infalibles

Si no sabes cuáles joyas elegir para ir al trabajo, hay una regla simple. Si te preguntas qué joyería la apropiada para el trabajo, la respuesta siempre serán los infalibles aretes. A menos de que labores en un entorno que conlleve a ciertos peligros o esfuerzos físicos (en cuyo caso no debes usar joyas), los aretes casi siempre cumplen con el código de vestimenta.

Otro de los consejos para elegir joyas para ir al trabajo en oficinas más conservadoras, es optar por un par juego de aretes que puedes cambiar según tu estado de ánimo y el resto de tu atuendo. Si trabajas en una oficina artística, creativa o poco convencional, puedes optar por algunas opciones más llamativas si se adaptan mejor a tu estilo.

De cualquier manera, los aretes ocupan un área de tu cuerpo que los hace notorios cuando alguien está interactuando directamente contigo en una conversación, en una reunión o incluso en las presentaciones, pero es poco probable que distraigan a las personas y funcionen como un complemento perfecto para tu jornada diaria.

4. Colores neutros

Si eres de esas personas que deja a un lado los colores, neón y patrones llamativos cuando se trata de ir al trabajo. Y eres más bien de esas personas que opta por tonos neutros, como el gris y blanco. Similar al color, elije joyas para ir al trabajo que sean simples como lo es la joyería de acero inoxidable o de plata 925. Estas dos opciones se adaptarán a tu estilo de maneras que te sorprenderán a ti y alguna compañera. 

5. Considera las demandas de tu trabajo

¿Qué tipo de trabajo haces? La respuesta a esta pregunta te ayudará a descubrir qué joyas para ir al trabajo es mejor para ti. Si laboras principalmente en tu propio cubículo, no hay razón por la que no puedas usar algo particularmente llamativo. Pero, si trabajas con niños pequeños en una guardería o escuela, algo llamativo y brillante tiene el potencial de distraerlos y evitará que aprendan de ti o peor aunque traten de agarrarlo.

¿Tu trabajo requiere mucho ir y venir de un lugar a otro? Si es así, probablemente no querrás usar un colgante pesado que golpearía contra tu pecho todo el día. Cuando considere las demandas de tu trabajo, puedes comenzar a idear una lista propia de consejos para elegir tus joyas para ir al trabajo.

6. Collares

Cuando se trata de joyas, los collares colgantes nunca pasan de moda y son el accesorio perfecto para todos los días. Son simples, pero muy efectivos, un colgante se ve hermoso junto con estilos informales o atuendos formales de negocios. 

Con tantos colgantes para elegir, como piedras de nacimiento, aros o nombres, un collar con colgante te permite mostrar tu personalidad y estilo. Incluso en el trabajo, es importante seguir siendo uno mismo y usar ropa con la que te sientas cómoda.

En Nicola Joyería, creemos que uno de los mejores consejos para elegir tus joyas para ir al trabajo, es que logres tener un aspecto interesante y profesional. Un estilo que atraiga la atención necesaria que necesitas para hacer que sobresalgan tus capacidades y habilidades profesionales.